Texto: El Esposo Complaciente
de Marqués de Sade


Cuento


0


Twitter Facebook


El Esposo Complaciente

No hay más información sobre el texto 'El Esposo Complaciente'.


Edición física


Fragmento de El Esposo Complaciente

(...) mayores explicaciones —le dice su madre— como la decencia me impide entrar en ciertos detalles, sólo tengo una cosa que recomendarte, hija mía: desconfía de las primeras proposiciones que te haga tu marido y contéstale con firmeza: «No, señor, no es por ahí por donde se toma a una mujer decente; por cualquier otro sitio que te guste, pero por ahí de ninguna manera….»

Se acuestan y por un prurito de pudor y de honestidad que no se hubiera sospechado ni por asomo, el príncipe, queriendo hacer las cosas como Dios manda al menos por una vez, no propone a su mujer más que los castos placeres del himeneo; pero la joven, bien educada, se acuerda de la lección:

—¿Por quién me tomas, señor? —le dice—. ¿Te has creído que yo iba a consentir algo semejante? Por cualquier otro sitio que te guste, pero por ahí de ninguna manera.

—Pero, señora…

—No, señor, por más que insistas nunca accederé a eso.

—Bien, señora, habrá que (...)


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


1 pág. / 1 minuto.
137 visitas / 28 lecturas / 339 descargas.
Publicado el 21 de octubre de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Marqués de Sade