Texto: El Minero

Natsume Sōseki


Novela


0


Twitter Facebook Google+


El Minero

No hay más información sobre el texto 'El Minero'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de El Minero

—Muy poco. Dudo que me alcance —le respondí con total honestidad.

Se lo tomó con más aplomo del que me había imaginado.

—Está bien. Yo pondré lo que te falte. ¿Cuánto tienes?

Me avergonzaba que me viera contando céntimos, pero tampoco quería que sospechara que ocultaba algo. Saqué mi cartera y se la di. Era una cartera de piel de cocodrilo muy cara. Su elevado precio había sido el tema de una seria charla que me dio mi padre cuando me la regaló. Chozo la examinó con detenimiento.

—¡Vaya! No es barata precisamente —dijo mientras se la guardaba sin molestarse en mirar dentro.

Me alivió comprobar que no contaba el dinero. Se levantó del banco y se dirigió a la taquilla.

—Quédate ahí mientras compro los billetes —dijo como si intentara protegerme de algo—. Si te pierdes, jamás llegarás a ser minero.

Se sumergió en la multitud y yo esperé en vano que se diera media vuelta para mirarme. Desde que salimos del pinar, no se había separado de mí un instante, salvo para ir al baño a aliviarse, e incluso entonces no dejó de asomar la cabeza por encima del tabique para no perderme de vista. Sin embargo, en cuanto le puse mi cartera en la mano, se fue a comprar los billetes, como si se hubiera olvidado por completo de mí. Quizá la gran cantidad de gente que abarrotaba la cola le impidiera verme. Y en mi atalaya, yo me ponía cada vez más nervioso, sin despegar la vista de su espalda. Avanzaba paso a paso en la fila que se había formado frente a la taquilla. Tal vez la cartera hubiese conseguido impresionarle, pero en realidad apenas contenía calderilla. Chozo se iba a llevar una buena sorpresa. Me preocupaba pensar en la enorme suma con la que tendría que completar mi pequeña aportación.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


165 págs. / 4 horas, 48 minutos / 35 visitas.
Publicado el 28 de abril de 2017 por Edu Robsy.