Texto: Los Sueños de Diez Noches
de Natsume Sōseki


Cuento


0


Twitter Facebook


Los Sueños de Diez Noches

No hay más información sobre el texto 'Los Sueños de Diez Noches'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Los Sueños de Diez Noches

Sin embargo, se reprimía y seguía sentado allí. Pero en sus adentros lo agobiaba una insoportable congoja. Aquella congoja era como si le alzara las entrañas, para luego querer salir a chorros por cada uno de los poros de su cuerpo. Pero los poros de su cuerpo estaban todos completamente cerrados, y él vivía una situación más y más angustiosa.

Finalmente, su cabeza sufrió un colapso. El farol, la pintura de Buson, los tatamis, las repisas estaban allí, si bien parecían no estar allí. O al contrario, no estaban allí, si bien parecían estar allí. Pero «la nada» seguía sin llegar a él. Se podía deducir que todo el tiempo había permanecido sentado de una manera poco sensata. Y precisamente en ese momento, el reloj del salón dio su primera campanada.

La respiración del samurái se detiene. Con la mano derecha agarra el puñal. El reloj da la segunda campanada.

Tercera noche

Soñé este sueño.

Yo cargaba a un niño en la espalda. Al parecer era mi hijo. Lo curioso era que ahora él estaba ciego y tenía la cabeza rapada como un monje budista. Le pregunté desde cuándo estaba ciego. Me respondió que desde hacía mucho. La voz era la de un niño, pero la manera de hablar era la de un hombre ya maduro. Hablaba conmigo de igual a igual.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


26 págs. / 46 minutos.
418 visitas.
Publicado el 29 de abril de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Natsume Sōseki