Texto: Misceláneas Primaverales

Natsume Sōseki


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


Misceláneas Primaverales

No hay más información sobre el texto 'Misceláneas Primaverales'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Misceláneas Primaverales

Estiré las manos sobre el brasero, y cuando empezaba a sentir el calor de las llamas, el llanto del niño seguía llegando del otro lado de la casa. Al cabo de un rato tenía ya las manos calientes y de las palmas subía vapor. Sin embargo, todavía tenía la espalda y los hombros entumecidos. Los dedos de los pies seguían helados y me dolían. No tenía más remedio que quedarme quieto. Las manos, si las movía, rozaban algo frío, lo cual afectaba mis nervios como si hubiera palpado una hilera de espinas. Al girar la cabeza, me era insoportable sentir en la nuca el roce helado del cuello del quimono. Cercado completamente por el frío, me encontraba prácticamente paralizado en el centro de mi cuarto del tamaño de diez tatamis. El suelo era de madera y estaba alfombrado como para colocar sillas, pero yo me sentaba allí como si fuera un suelo cubierto de tatamis. La alfombra era un poco pequeña y no cubría toda la superficie del cuarto: en cada uno de los cuatro lados quedaba una franja de madera lustrosa de unos sesenta centímetros de ancho. Mientras yo permanecía inmóvil con los ojos clavados en el suelo de madera, el niño seguía llorando. No, no tenía ánimo para ponerme a trabajar.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


86 págs. / 2 horas, 31 minutos / 29 visitas.
Publicado el 29 de abril de 2017 por Edu Robsy.