Libro gratis: Un Hombre Muerto a Puntapiés (cuentos)
de Pablo Palacio


    Sin votos


Cuentos, colección


0


Un Hombre Muerto a Puntapiés (cuentos)

Colección de relatos cortos

Primer libro de cuentos publicado por el autor, inaugurado con la obra que le da nombre, "Un hombre muerto a puntapiés", un cuento policíaco que trata, por primera vez en la literatura ecuatoriana, que trata abiertamente el tema de la homosexualidad.

Incluye los nueve relatos siguientes:

- Un hombre muerto a puntapiés
- El antropófago
- Brujerías
- Las mujeres miran las estrellas
- Luz lateral
- La doble y única mujer
- El cuento
- ¡Señora!
- Relato de la Muy Sensible Desgracia Acaecida en la Persona del Joven Z


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición dislexia

Enviar a Kindle

Enviar a Pocketbook

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de «Un Hombre Muerto a Puntapiés (cuentos)»

Algunos creen que se ha vuelto un perfecto idiota; que aquello fue sólo un momento de locura.

Pero no les oiga; tenga mucho cuidado frente al antropófago: estará esperando un momento oportuno para saltar contra un curioso y arrebatarle la nariz de una sola dentellada.

Medite Ud. en la figura que haría si el antropófago se almorzara su nariz.

¡Ya lo veo con su aspecto de calavera!

¡Ya lo veo con su miserable cara de lázaro, de sifilítico o de canceroso! ¡Con el unguis asomando por entre la mucosa amoratada! ¡Con los pliegues de la boca hondos, cerrados como un ángulo!

Va Ud. a dar un magnífico espectáculo.

Vea que hasta los mismos carceleros, hombres siniestros, le tienen miedo.

La comida se la arrojan desde lejos.

El antropófago se inclina, husmea, escoge la carne —que se la dan cruda—, y la masca sabrosamente, lleno de placer, mientras la sanguaza le chorrea por los labios.

Al principio le prescribieron dieta: legumbres y nada más que legumbres; pero había sido de ver la gresca armada. Los vigilantes creyeron que iba a romper los hierros y comérselos a toditos. ¡Y se lo merecían los muy crueles! ¡Ponérseles en la cabeza el martirizar de tal manera a un hombre habituado a servirse de viandas sabrosas! No, esto no le cabe a nadie. Carne habían de darle, sin remedio, y cruda.


52 págs. / 1 hora, 31 minutos.
66 visitas.
Publicado el 29 de febrero de 2024 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar «Un Hombre Muerto a Puntapiés (cuentos)» es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Pablo Palacio

10 libros publicados.


Ver todos los libros