Texto: Narraciones Inverosímiles
de Pedro Antonio de Alarcón


Cuento


0


Twitter Facebook


Narraciones Inverosímiles

No hay más información sobre el texto 'Narraciones Inverosímiles'.


Leer en línea

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Narraciones Inverosímiles

—Escuchad la confesión pública de un alma que vuelve a Dios.

Los personajes susodichos se acercaron a la moribunda, arrastrados más por el inspirado rostro que por las palabras de Gil Gil.

—Duque —murmuró la condesa al ver a Monteclaro—, mi confesor tiene una llave… Señor… —continuó volviéndose al arzobispo—, pedídsela… Este niño, este médico, este ángel, es hijo natural reconocido del conde de Rionuevo; mi difunto esposo, quien, al morir, os escribió una carta, duque, pidiéndoos para él la mano de Elena. Con esa llave… en mi alcoba… todos los papeles… ¡Yo lo ruego!… ¡Yo lo mando!…

Dijo, y cayó sobre la almohada sin luz en los ojos, sin aliento en los labios, sin color en el semblante.

—Va a expirar… —exclamó Gil Gil—. Quedad con ella, señor… —añadió, dirigiéndose al arzobispo—. Y vos, señor duque, escuchadme.

—Aguarda… —dijo la Muerte al oído de nuestro joven.

—¿Qué más? —respondió éste.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


184 págs. / 5 horas, 22 minutos.
55 visitas.
Publicado el 20 de junio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Pedro Antonio de Alarcón