Texto: El Príncipe Constante
de Pedro Calderón de la Barca


Teatro, Drama


0


Twitter Facebook


El Príncipe Constante

No hay más información sobre el texto 'El Príncipe Constante'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Príncipe Constante

Muley.
¿Para qué?

Fénix.
Porque ignorante
Mi padre de mi cuidado...

Muley.
Bien.

Fénix.
Pretende que estos dos
Reinos...

Muley.
No me digas más.
¿Esa disculpa me das?
¡Malas nuevas te dé Dios!

Fénix.
Pues ¿qué culpa habré tenido
De que mi padre lo trate?

Muley.
De haber hoy, aunque te mate,
El retrato recibido.

Fénix.
¿Pude excusarlo?

Muley.
¿Pues no?

Fénix.
¿Cómo?

Muley.
Otra cosa fingir.

Fénix.
Pues ¿qué pude hacer?

Muley.
Morir;
Que por tí lo hiciera yo.

Fénix.
Fué fuerza.

Muley.
Mas fué mudanza.

Fénix.
Fué violencia.

Muley.
No hay violencia.

Fénix.
Pues ¿qué pudo ser?

Muley.
Mi ausencia.
Sepulcro de mi esperanza.
Y para no asegurarme
De que te puedes mudar,
Ya me vuelvo yo á ausentar:
Vuelve, Fénix, á matarme.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


46 págs. / 1 hora, 21 minutos.
217 visitas.
Publicado el 4 de junio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Pedro Calderón de la Barca