Texto: La Dama Duende
de Pedro Calderón de la Barca


Teatro, Comedia


0


Twitter Facebook


La Dama Duende

Comedia de capa y espada

La dama duende pertenece al subgénero de la comedia de capa y espada. La obra tiene como modelo la trama de la amante invisible. Esta trama proviene del mito de Cupido y Psique, pero invierte los roles de estos dos personajes. Es ahora el hombre curioso el que se enamora de una dama invisible, o sea, una mujer tapada o escondida, o invisible en la oscuridad. Esta trama ya se encuentra en novelas italianas de Masuccio y Bandello, y luego pasa al Siglo de Oro español. Aunque Calderón utiliza elementos de la comedia de Lope de Vega, La viuda valenciana, su modelo principal es una novela intercalada en El soldado Píndaro de Gonzalo de Céspedes y Meneses (1626). Como es habitual en este tipo de comedias, es la protagonista femenina, Doña Ángela, quien constituye el motor de la acción. Su objetivo será conquistar a Don Manuel, burlando la vigilancia que sobre ella ejercen sus dos hermanos varones. Para ello, trazará un ingenioso engaño que le permita comunicarse con Don Manuel de manera aparentemente misteriosa e inexplicable, de ahí el título de la pieza.


Leer en línea

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de La Dama Duende

D.ª Áng:
¡Miren la mala mujer
En qué ocasion te habia puesto!
Que hay mujeres tramoyeras.
Pondré, que no conocia
Quién eras y que lo hacía
Sólo porque la siguieras.
Por eso estoy harta yo
De decir (si bien te acuerdas)
Que mires que no te pierdas
Por mujercillas, que no
Saben más que aventurar
Los hombres.

D. Luis:
¿En qué has pasado
La tarde?

D.ª Áng:
En casa me he estado,
Entretenida en llorar.

D. Luis:
¿Hate nuestro hermano visto?

D.ª Áng:
Desde esta mañana no
Ha entrado aquí.

D. Luis:
¡Qué mal yo
Estos descuidos resisto!

D.ª Áng:
Pues deja los sentimientos;
Que al fin sufrirle es mejor;
Que es nuestro hermano mayor,
Y comemos de alimentos.

D. Luis:
Si tú estás tan consolada,
Yo tambien; que yo por tí
Lo sentia. Y porque así
Veas no dárseme nada,
A verle voy, y áun con él
Haré una galantería.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


56 págs. / 1 hora, 39 minutos.
53 visitas / 7 lecturas / 20 descargas.
Publicado el 21 de enero de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Pedro Calderón de la Barca