Texto: ¡A Nadar, Peces!

Ricardo Palma


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


¡A Nadar, Peces!

No hay más información sobre el texto '¡A Nadar, Peces!'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de ¡A Nadar, Peces!

Sus barruntos tuvo éste de que el hermano lego no era tan pobre de solemnidad como las reglas de su instituto lo exigían; y diose tal maña, que el padre Carapulcra llegó a confesarle en confianza que, realmente, tenía algunos maravedíes en lugar seguro.

—Pues ya son míos —dijo para sí el niño Cututeo, que tal era el nombre de guerra con que el mocito había sido solemnemente bautizado entre la gente dechispa, arranque y traquido.

Estas últimas líneas están pidiendo a gritos una explicación. Démosla a vuela pluma.

El bautismo de un mozo de tumbo y trueno se hacía delante de una botija de aguardiente, cubierta de cintas y flores. El aspirante la rompía de una pedrada, que lanzaba a tres varas de distancia, y el mérito estribaba en que no excediese de un litro la cantidad de licor que caía al suelo; en seguida el padrino servía a todos los asistentes, mancebos y damiselas; y antes de apurar la primera copa, pronunciaba un speach, aplicando al candidato el apodo con que, desde ese instante, quedaba inscripto en la cofradía de los legítimos chuchumecos. Concluída esta ceremonia, empezaba una crápula de esas de hacer temblar el mundo y sus alrededores.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


3 págs. / 6 minutos / 42 visitas.
Publicado el 20 de octubre de 2016 por Edu Robsy.