Texto: Cabeza de Lobo
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


Cabeza de Lobo

No hay más información sobre el texto 'Cabeza de Lobo'.


Edición física


Fragmento de Cabeza de Lobo

Inmediatamente después salió de la habitación y me quedé observándolo con una mirada de incredulidad.

Finalmente me quedé dormido con la algarabía distante de los festejantes en mis oídos, y a pesar del cansancio, o quizás debido a él, dormí entre sobresaltos. Aunque no llegué a despertarme del todo hasta la mañana siguiente, me pareció que sonidos y ruidos extraños flotaban acercándose a través del velo del sueño, e incluso en alguna ocasión sentí como si algo estuviera trasteando y empujando al otro lado de la puerta cerrada.

Como era de esperar, la mayoría de los invitados se hallaban de un humor de perros al día siguiente y permanecieron en sus habitaciones casi toda la mañana, o bien se entretuvieron y bajaron más tarde. Además de Dom Vincente, tan sólo tres estábamos despejados: De Montour, el español de Sevilla (como se hacía llamar) y yo mismo. El español no había bebido nada de vino y, aunque De Montour había consumido increíbles cantidades de ese licor, no parecía estar afectado en absoluto.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


29 págs. / 50 minutos.
50 visitas.
Publicado el 12 de julio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard