Texto: El Dios de Jade
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


El Dios de Jade

No hay más información sobre el texto 'El Dios de Jade'.


Edición física


Fragmento de El Dios de Jade

—¡Señó John! —escuchamos en el exterior de la casa. Conrad me hizo un gesto y descendimos las escaleras hasta el porche, donde encontramos, esperando, a un joven negro.

—He oío un disparo, señó John —dijo, nervioso—. ¿Algo va mal?

—Sí, Joe —repuso Conrad con rapidez—. El señor Dormouth ha sido asesinado.

—¡Asesinado! —repitió Joe—. ¡Oh, por Dió, señó! ¿Quién lo ha hecho?

—No lo sabemos, —replicó Conrad—. ¿Se ha despertado alguno de los otros braceros?

—No, señó. Todos duermen en sus cabañas.

—Bien, —carraspeó Conrad—. No les despiertes. No tiene sentido alarmarles. Quiero que ensilles tu caballo y cabalgues hasta el pueblo, para buscar al sheriff.

Joe, aunque visiblemente inquieto ante la perspectiva de cabalgar las diez millas a través de marismas y bosques de cipreses, logró sobreponerse a sus miedos con hombría y repuso:

—Claro que sí, señó John —y se marchó.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


13 págs. / 24 minutos.
28 visitas.
Publicado el 4 de agosto de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard