Texto: El Hombre de Hierro
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


El Hombre de Hierro

No hay más información sobre el texto 'El Hombre de Hierro'.


Edición física


Fragmento de El Hombre de Hierro

—Todos los pegadores son iguales —repliqué—. ¡Tampoco es que queramos que Mike sea un estilista!

Ganlon sacudió la cabeza.

—Lo sé. Pero Mike es diferente. No tiene disposiciones para ese juego. Incluso los trucos más simples le resultan complicados. En dos palabras, tiene que aprender a cubrirse o quedará completamente sonado y será un idiota dentro de unos pocos años. A todos los grandes pegadores les pasa más o menos lo mismo. Algunos adoptan una posición doblada, con los puños junto al cuerpo, como Dempsey, otros se protegen el cráneo con los brazos y se las apañan, como Nelson o Paolino. Los que lucharon con la guardia abierta totalmente no duraron mucho, especialmente los pesos pesados. Los manicomios y los recortables es lo que les suele quedar a todos ellos. Es evidente que un cráneo humano no puede resistir indefinidamente todos esos golpes.

—Deberías haber sido matasanos, Spike. Mike no es perfecto, pero es inteligente. Aprenderá.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


46 págs. / 1 hora, 21 minutos.
30 visitas.
Publicado el 22 de julio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard