Texto: La Perdición de Dermod
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


La Perdición de Dermod

No hay más información sobre el texto 'La Perdición de Dermod'.


Edición física


Fragmento de La Perdición de Dermod

Así que fui a Galway.

Y bien, allí la gente era amable, todas aquellas ilustres familias; los Martin, los Lynch, los Deane, los Dorsey, los Blake, los Kirowan, familias originarias de los catorce clanes principales que gobernaban en Galway. Por colinas y valles, vagué y hablé con las amables y pintorescas gentes, muchos aún hablaban en perfecto Erse, la lengua de los antiguos, y que yo apenas balbuceaba.

Una noche, en una colina y delante de la hoguera de un pastor, volví a escuchar la vieja leyenda de Dermod O’Connor. Mientras el pastor revelaba la terrible historia con acento profundo y salpicando el relato con frases en gaélico, recordé que mi abuela ya me la había contado antes, de pequeño, pero había olvidado la mayor parte.

Resumiendo, la leyenda es como sigue: hubo un jefe del clan na O’Connor, de nombre Dermod, al que la gente llamaba el Lobo. Los O’Connor fueron reyes en tiempos pasados y gobernaban en Connaught con mano de hierro. Se repartían el gobierno de Irlanda con los O’Brien en el sur, o Munster, y con los O’Neill en el norte, o Ulster. Luchaban junto a los O’Rourke contra los McMurroughs de Leinster. Fue Dermot MacMurrough quien tras ser expulsado de Irlanda por los O’Connor trajo a Strongbow y sus aventureros normandos. Cuando el Duque de Pembroke, a quien llamaban Strongbow, desembarcó en Irlanda, Roderick O’Connor era el rey, o al menos así se proclamaba. El clan de los O’Connor, feroces guerreros celtas, logró preservar su libertad luchando, hasta que finalmente su poder les fue arrebatado por una terrible invasión normanda. Los O’Connor merecen todos los honores. Mucha gente luchó en la Antigüedad bajo su estandarte… pero todo árbol tiene una raíz podrida. Cada ilustre apellido tiene una oveja negra. Dermod O’Connor era la oveja negra de su clan, y de un negro más oscuro que ninguno.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


6 págs. / 12 minutos.
23 visitas.
Publicado el 12 de julio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard