Texto: Los Hijos de la Noche
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


Los Hijos de la Noche

No hay más información sobre el texto 'Los Hijos de la Noche'.


Edición física


Fragmento de Los Hijos de la Noche

—No fue el único que utilizó significados ocultos —contestó Conrad—. Si examina varias obras de ciertos poetas, puede encontrar dobles sentidos. Los hombres han tropezado con secretos cósmicos en el pasado y han dado indicaciones al mundo a través de palabras crípticas. ¿Recuerdan las alusiones de Von Junzt a «una ciudad en el desierto»? ¿Qué opinan de las líneas de Flecker?:

»“¡No paséis más allá! Los hombres dicen que todavía florece en desiertos pedregosos una rosa.

»Pero sin escarlata en sus hojas… y de cuyo corazón no fluye perfume alguno”.

»Los hombres pueden tropezar con cosas secretas, pero Von Junzt indagó profundamente en los misterios prohibidos. Fue uno de los pocos hombres, por ejemplo, que podía leer el Necronomicon en la traducción griega original.

Taverel se encogió de hombros, y el profesor Kirowan, aunque bufó y chupó violentamente su pipa, no dio ninguna contestación directa; pues él, al igual que Conrad, había profundizado en la versión latina del libro, y había descubierto allí cosas que ni siquiera un científico de sangre fría podría contestar o refutar.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


20 págs. / 35 minutos.
33 visitas.
Publicado el 13 de julio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard