Texto: No Me Des Sepultura
de Robert E. Howard


Cuento


0


Twitter Facebook


No Me Des Sepultura

No hay más información sobre el texto 'No Me Des Sepultura'.


Edición física


Fragmento de No Me Des Sepultura

Yo no estaba inclinado a la aventura, pero me vestí con presteza, con un ocasional estremecimiento premonitorio sacudiéndome. Una vez vestido por completo, seguí a Conrad fuera de la casa y ascendimos la silenciosa calle que llevaba a la mansión de John Grimlan. La calle acababa en lo alto, y todo el camino, mirando arriba y adelante, podía ver aquel siniestro caserón encaramado como un pájaro maligno en la cima de la colina, macizo y rígido contra las estrellas. Al oeste titilaba una solitaria mancha enrojecida donde la temprana luna desaparecía de la vista tras las profundas y oscuras colinas. La noche entera parecía llena de fraguada maldad, y el persistente batir de las alas de un murciélago en algún lugar por encima de nosotros provocaba que mis tensos nervios se estremecieran y temblaran. Ahogando el rápido latido de mi propio corazón, dije:

—¿Compartes la creencia que tantos sostienen, de que John Grimlan estaba loco?

Caminamos unos pocos pasos antes de que Conrad respondiese, al parecer con una extraña renuencia:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


16 págs. / 28 minutos.
14 visitas.
Publicado el 4 de agosto de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard