Texto: Un Caballerete de Bear Creek
de Robert E. Howard


Novela


0


Twitter Facebook


Un Caballerete de Bear Creek

No hay más información sobre el texto 'Un Caballerete de Bear Creek'.


Edición física


Fragmento de Un Caballerete de Bear Creek

El Viejo Braxton no me gustaba mucho, pero había aprendido bien la lección tratando con el viejo McGraw. Él no me preocupaba y Ellen no era ni la mitad de susceptible al respecto que Gloria. Pero tenía mis dudas respecto a Jim Braxton. Lo disuadí de flirtear con Ellen, y lo hice de forma un tanto violenta, pero no podía asegurar que no estuviera rondándola furtivamente y cortejándola a mis espaldas; tampoco sabía con exactitud qué pensaba ella de él. Sin embargo estaba haciendo progresos cuando el tercer moscón cayó en el pastel.

Un tío de pá, Garfield Elkins, llegó de Texas para visitarnos.

Y eso no fue lo peor, pues la diligencia que lo llevaba fue asaltada en el tramo entre Grizzly Run y Chawed Ear por unos bandidos embozados, y el tío Garfield, que no era capaz de olvidar sus años locos de pistolero hacía seis u ocho lustros, sacó a pasear su vieja pistola de chispa como si tal cosa fuese aconsejable. Por alguna razón, en lugar de darle matarile le atizaron en la cabeza con el cañón de un .45, y cuando recuperó el conocimiento traqueteaba con los demás pasajeros camino a Chawed Ear, pero sin su dinero ni su reloj.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


280 págs. / 8 horas, 10 minutos.
17 visitas.
Publicado el 11 de julio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert E. Howard