Texto: Secuestrado
de Robert Louis Stevenson


Novela


0


Twitter Facebook


Secuestrado

No hay más información sobre el texto 'Secuestrado'.


Edición física


Fragmento de Secuestrado

—Ahora, señor —dijo el primero—, podéis verlo con vuestros propios ojos: fiebre alta, falta de apetito, sin luz y sin comida; vos mismo estáis viendo lo que esto significa.

—Yo no soy adivino, señor Riach —dijo el capitán.

—Permitidme, señor —dijo Riach—; pero tenéis sobre vuestros hombros una buena cabeza, y una buena lengua escocesa para preguntar. Por mi parte, no os perdonaré ninguna excusa. Quiero que este muchacho sea sacado de este agujero y llevado al castillo de proa.

—Lo que deseéis, señor, es asunto que a nadie concierne sino a vos —repuso el capitán—. Pero puedo deciros lo que sucederá: aquí está y aquí deberá permanecer.

—Admitiendo que hayáis sido pagado en parte —replicó el otro—, permitidme que os diga humildemente que yo no he sido pagado. Cobro, y no mucho, por ser segundo oficial de esta vieja bañera, y sabéis perfectamente que hago cuanto puedo por ganarme mi sueldo. Pero no se me paga por nada más.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


255 págs. / 7 horas, 27 minutos.
227 visitas.
Publicado el 26 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Robert Louis Stevenson