Descargar ePub 'El Cazador de Osos', de Rosario de Acuña

Cuento


Descargar gratis en formato ePub el libro 'El Cazador de Osos' de Rosario de Acuña.

Este ebook gratuito del libro de Rosario de Acuña 'El Cazador de Osos' en formato ePub es perfecto para ser leído en un lector de ebooks o en tablets y smartphones con las apps adecuadas. ePub es un formato abierto, compacto y compatible, por lo que es el que se recomienda desde textos.info a todos los lectores.

Este texto está etiquetado como Cuento.


  Cuento.
8 págs. / 14 minutos / 215 KB.
28 de agosto de 2019.


Fragmento de El Cazador de Osos

Yo bien sabía que estos bichos siempre huyen, así es que me extrañó que me bufara, pero enseguida híceme cargo del caso. Por detrás del oso no había paso. Un tronco de piedra, alto como una torre, le cerraba la huída y por donde pudiera marchar subía yo con la escopeta.

El animal creyose hostigado y acorralado y, claro es, bufaba como si me dijera: «¡Quítate de en medio que paso yo!» Volví la vista buscando defensa, porque a esta gentuza no les gusta pasarse el tiempo en avisos, y apenas me había colocado detrás de un haya, se pone el oso derecho y viene hacia mí. «¡Ya eres mío, galán!», dije para mi alma en tanto que apuntaba con el esmero que hacía falta. Sale e tiro, pega un bufido el oso y, ¡zas!, se cae como una bola. Sálgome yo y me acerco con cuidado... pero, lo que es la buena casta del cazador, no di un paso más sin cargar antes la escopeta, para lo cual llevaba los cartuchos hechos. Cargo y acércome, como digo, y, cosa de once pasos, me veo al oso otra vez derecho, bufando más fuerte y viniéndose hacia mí. Retorno al haya y «de ésta no te escapas, que ahora va la bala a la cabeza», le digo al oso mientras le dejaba llegar. Apunto bien y en mitad del testuz pongo el tiro. «Ya es mío» dije al verlo rodar patas arriba. Pero ¡que si quieres!... ¡Yo no sabía, señorita, que el oso tiene la cabeza más dura que una piedra, y que mis balas, redondas y un poco más gordas que postas, lo que hacían era solo darle un gran porrazo y nada más.


Textos más populares de Rosario de Acuña