Texto: Los Pinceles
de Rosario de Acuña


Cuento


0


Twitter Facebook


Los Pinceles

No hay más información sobre el texto 'Los Pinceles'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Los Pinceles

Los pinceles hablaban. Allí, tendidos sobre un mundo de calores, iban cambiando la vibración de sus vidas por medio de un lenguaje, ininteligible para todos los que no fueran pinceles.

Todos estaban manchados de color; cada uno con un matiz. Delante de la paleta había un lienzo grande admirablemente pintado; era un paisaje de montañas, bosques y mar, iluminado por espléndida puesta de sol; era un pedazo de planeta metido en un marco.

¡Qué mar he creado! –decía a sus compañeros un pincel regordete, cuya brocha estaba empapada de verde azulado–. ¡Veis qué obra!, ¡me parece que nada se puede hacer mejor! –y, mientras así decía a sus compañeros, pensaba mentalmente, sacudiendo sus pelillos– ¡Soy un genio!

–¡Pues y el cielo! –exclamaba otro pincel largo y sedoso, embadurnado hasta el mango de azul cobalto y blanco plata–. ¿Dónde dejáis mi admirable obra del cielo? ¡Oh! –decía para sí– valgo más que todos estos necios que tanto se alaban!... ¡Crear un cielo es lo más difícil!


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


5 págs. / 9 minutos.
6 visitas.
Publicado el 29 de agosto de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Rosario de Acuña