Texto: Tierras Solares

Rubén Darío


Viajes


0


Twitter Facebook Google+


Tierras Solares

Colección de artículos sobre ciudades

“Tierras solares” reúne algunos de los artículos sobre ciudades publicados por Rubén Darío en el diario “La Nación” de Buenos Aires. Crónicas de un autor inconfundible y universal.

Un total de nueve artículos sobre ciudades y lugares "solares", al sur, que contrastan con los ocho que dedica a las tierras "de brumas", más al norte.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Tierras Solares

El mismo cante flamenco ha degenerado, ha perdido sus bríos antiguos. Vagan aún gloriosas ruinas, como Chacón, famoso por sus «jipíos», tanto como por sus buenas fortunas en aristocráticos caprichos, y Juan Breva, el «cantaor» de Don Alfonso XII, que, viejo corpulento, va hoy por ahí cantando en falsetes lamentables las eternas malagueñas de quejas e hipos, o las amorosas y armoniosas soleares, último aeda del antes triunfante flamenquismo. Dicen de Chacón que es uno de los que han contribuido a la ruina del cante, porque ha sido el decadente con talento de los «cantaores», y los que le han seguido y han querido hacer como él, han resultado con el fracaso de todos los serviles acólitos que sin reflexión ni fuerza imitan. Donde algo queda de las pasadas gracias nativas es en el baile, pues las danzarinas andaluzas guardan aún las mismas condiciones que las hacen aparecer en los exámetros de Juvenal. La exportación que ya señala el satírico, está hoy en más auge que nunca. El baile español se ha hecho un número preciso en todo programa de café-concert o music-hall que se respeta, y hay países en donde es singularmente gustado, como en Rusia y en los Estados Unidos. Carolina Otero conoce la admiración de los rublos. Y el ilustre cubano José Martí contó, en una de sus bellas cartas, a los lectores de La Nación de Buenos Aires, cómo los yanquis salían de su frialdad anglosajona al mover sus estupendas piernas aquella ruidosa y preciosa Carmencita, que quedó, para regocijo de los ojos, perpetuada en la tela de Sargent, que guarda el Luxembourg.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


113 págs. / 3 horas, 19 minutos / 9 visitas.
Publicado el 7 de octubre de 2018 por Edu Robsy.