Texto: El Judío Errante
de Rudyard Kipling


Cuento


0


Twitter Facebook


El Judío Errante

No hay más información sobre el texto 'El Judío Errante'.


Edición física


Fragmento de El Judío Errante

Poseedor de sus soberanos, John Hay hubiera querido gastarlos uno a uno en aquellos toscos placeres que su alma amaba, pero le obsesionaba el miedo a una muerte cercana; el fantasma de su pariente se erguía en el recibidor de su casa, junto al perchero, gritándole escaleras arriba que la vida era corta, que no había esperanza alguna de que los días pudieran prolongarse, y que los sepultureros habían comenzado ya a cepillar el ataúd del sobrino. Por regla general, John Hay estaba solo en casa, pero incluso cuando tenía compañía sus amigos no oían al tío vocinglero. Dentro de su cerebro, la sombra se hizo más amplia y más negra. El temor a la muerte estaba enloqueciendo a John Hay.

Y entonces, desde las profundidades de su mente, donde había almacenado toda la información no utilizada para fines inmediatos, surgió la idea del dato científico del viaje hacia Oriente. Cuando de nuevo su tío le gritó escaleras arriba que se apresurara a vivir, una voz más aguda le respondió en un grito: «Aquel que da la vuelta al mundo en dirección al Este gana un día».


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


4 págs. / 7 minutos.
66 visitas.
Publicado el 31 de octubre de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Rudyard Kipling