Libro gratis: La Iglesia que Había en Antioquía
de Rudyard Kipling


    Sin votos


Cuento


0


La Iglesia que Había en Antioquía

No hay más información sobre el texto 'La Iglesia que Había en Antioquía'.


Edición física


Fragmento de La Iglesia que Había en Antioquía

—En absoluto. Y aun cuando lo fuera, no se lo arrojaría a los judíos sólo porque ellos lo quieran. Uno de nuestros gobernadores ya lo intentó en el litoral hace algunos años… en aras de la paz. No lo consiguió. ¿Te gusta el trabajo en el mercado, hijo mío?

—Es interesante. Ya sabes, tío, que en mi opinión los judíos de la sinagoga son mejores carniceros que nosotros.

—Cierto. Por eso son tan severos. Una docena de latigazos no son nada para Apella, aunque no te quepa duda de que derribará el patio con sus aullidos mientras los recibe. La escuela cristiana se encuentra en tu zona. ¿Qué te parece?

—Son tranquilos. Parecen un poco preocupados por lo que deberían comer en sus banquetes del amor.

—Lo sé. Ah, quería decirte… que no debemos presionarlos demasiado por el momento, Valens. Mi prefectura ha comunicado que tu amigo Pablo ha emprendido un viaje de varios días por el país para reunirse con otro sacerdote de la escuela, al que traerá con él para que le ayude a resolver sus dificultades por las vituallas. Eso significa que la congregación se sentirá perdida hasta su regreso. La masa no sabe hacer nada sin un líder. Los judíos de la sinagoga aprovecharán para comprometerlos. No quiero que esos pobres diablos se vean empujados a cometer lo que podría parecer un crimen político. ¿Entendido?


21 págs. / 37 minutos.
180 visitas.
Publicado el 5 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'La Iglesia que Había en Antioquía' es necesario identificarse en textos.info.


Textos más populares de Rudyard Kipling