Texto: La Vigilia de Gow
de Rudyard Kipling


Cuento


0


Twitter Facebook


La Vigilia de Gow

No hay más información sobre el texto 'La Vigilia de Gow'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Vigilia de Gow

GOW: Niña, eso queda muy lejos.

(Entra FERDINAND, como recién llegado a caballo).

Éste hombre sí es digno de todos los honores. ¡Sé bienvenido, Zorro!

FERDINAND: Y tú, Perro Guardián. Es un día importante para todos.
Lo planeamos y lo hemos conseguido.

GOW: ¿La ciudad se ha tomado?

FERDINAND: Lealmente. Ebrios de lealtad están en ella.
El ánimo virtuoso. Tus bombardeos han contribuido…
Pero traigo un mensaje. La Dama Frances…

PRINCESA: Enferma la he dejado en la ciudad. Ningún quebranto, espero.

FERDINAND: Nada que a ella así le pareciera. Muy poco, en realidad, lo que (a gow) vengo a decirte. Que estará aquí enseguida.

GOW: ¿Es ella quien lo ha dicho?

FERDINAND: Escrito.
Esto. (Le da una carta). En la noche de ayer.
En mis manos lo puso el sacerdote…
La acompañó en su hora.

GOW: ¿Y? (Lee). Así es.
Anuncia su llegada. (A Ferdinand). ¿En la ciudad se encuentra todo a salvo?


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


2 págs. / 5 minutos.
65 visitas.
Publicado el 5 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Rudyard Kipling