Texto: La Vigilia de Gow

Rudyard Kipling


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


La Vigilia de Gow

No hay más información sobre el texto 'La Vigilia de Gow'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de La Vigilia de Gow

GOW: Niña, eso queda muy lejos.

(Entra FERDINAND, como recién llegado a caballo).

Éste hombre sí es digno de todos los honores. ¡Sé bienvenido, Zorro!

FERDINAND: Y tú, Perro Guardián. Es un día importante para todos.
Lo planeamos y lo hemos conseguido.

GOW: ¿La ciudad se ha tomado?

FERDINAND: Lealmente. Ebrios de lealtad están en ella.
El ánimo virtuoso. Tus bombardeos han contribuido…
Pero traigo un mensaje. La Dama Frances…

PRINCESA: Enferma la he dejado en la ciudad. Ningún quebranto, espero.

FERDINAND: Nada que a ella así le pareciera. Muy poco, en realidad, lo que (a gow) vengo a decirte. Que estará aquí enseguida.

GOW: ¿Es ella quien lo ha dicho?

FERDINAND: Escrito.
Esto. (Le da una carta). En la noche de ayer.
En mis manos lo puso el sacerdote…
La acompañó en su hora.

GOW: ¿Y? (Lee). Así es.
Anuncia su llegada. (A Ferdinand). ¿En la ciudad se encuentra todo a salvo?


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


2 págs. / 5 minutos / 28 visitas.
Publicado el 5 de marzo de 2017 por Edu Robsy.