Texto: Cuentos Valencianos
de Vicente Blasco Ibáñez


Cuento


0


Twitter Facebook


Cuentos Valencianos

No hay más información sobre el texto 'Cuentos Valencianos'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Cuentos Valencianos

Esto sublevaba a los parientes de la difunta.

—¡Lladre! ¡ ¡Mes que lladre! —rugían mirando al tío Sento.

Pero éste se metió en la iglesia con expresión satisfecha, chispeándole los ojuelos bajo las enormes cejas; y tras él desfilaron los padrinos, el alcalde con su ronda, escopeta al hombro, y todos los convidados sudando la gota gorda bajo el peso de las ceremoniosas capas, con grandes pañuelos de atadas puntas por el brazo y henchidos de confites, que había de tirar a la salida de la iglesia.

Los curiosos que quedaron en la puerta miraban a la taberna de la plaza. Hacia ella se fué el dulzainero, como si le molestasen los sonidos del órgano, y allí se encontró con el Desgarrat y sus amigotes, lo peorcito del pueblo, gente toda ella sospechosa que bebían silenciosamente, cambiando guiños y sonrisas con los enemigos del tío Sento.

Algo se tramaba: las mujeres comentaban el caso con voz misteriosa,, como si temieran que el pueblo fuese a arder por los cuatro costados.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


124 págs. / 3 horas, 37 minutos.
70 visitas.
Publicado el 8 de septiembre de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Vicente Blasco Ibáñez