Texto: Las Dos Emparedadas
de Vicente Riva Palacio


Novela


0


Twitter Facebook


Las Dos Emparedadas

No hay más información sobre el texto 'Las Dos Emparedadas'.


Leer en línea

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Las Dos Emparedadas

—Sí, que de esta manera se sabrá la verdad.

—Entonces dispondré la cosa de modo que la prueba sea completa, ¿y en caso de que la cosa sea tal como yo me la supongo, qué dispone V. M.?

—En ese caso haréis aprehender inmediatamente a doña Laura; en estos días debe partir una flota para la Nueva España y esa dama la enviaréis al virrey para que sea recogida perpetuamente en uno de los conventos de religiosas de México.

—Se hará como V. M. lo ordena.

Aquella tarde doña Laura estaba en la cámara de S. M. cuando el padre Nitardo se presentó.

Doña Laura estaba triste, pero satisfecha del éxito que había alcanzado tratando de impedir que don Juan de Austria fuese preso.

—Señora —dijo en alemán el padre Nitardo a la reina— se han ejecutado ya las órdenes de V. M.

—¿Qué órdenes? —preguntó la reina olvidando lo convenido con el padre.

—Las órdenes respecto de don José de Mallades.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


435 págs. / 12 horas, 41 minutos.
31 visitas.
Publicado el 1 de noviembre de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Vicente Riva Palacio