Texto: La Desconocida
de Villiers de L'Isle Adam


Cuento


0


Twitter Facebook


La Desconocida

No hay más información sobre el texto 'La Desconocida'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Desconocida

Sin embargo, la joven, tras desplegar su abanico, cuyos negros encajes tocaban sus labios, parecía haber recaído en su distracción. Ahora, se hubiera podido decir que ella escuchaba exclusivamente las melodías deNorma.

En el momento de elevar sus binóculos hacia el palco, Félicien pensó que sería una inconveniencia.

—¡Puesto que la amo! —se dijo.

Impaciente por el final del acto, se recogía en sí mismo. ¿Cómo hablar con ella? ¿Saber su nombre? No conocía a nadie. ¿Consultar al día siguiente el registro de los Italiens? ¿Y si era un palco cualquiera, comprado especialmente para tal función? La hora apremiaba, la visión iba a desaparecer. ¡Bien!, su coche la seguiría, eso era todo… Le parecía que no existía otro medio. Después: ¡ya se las ingeniaría! Luego, con una ingenuidad… sublime, se dijo:

—Si ella me ama, se dará cuenta y me dejará algún indicio.

Cayó el telón. Félicien abandonó en seguida la sala. Una vez en el peristilo, sencillamente, se paseó delante de las estatuas.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


13 págs. / 24 minutos.
16 visitas.
Publicado el 22 de octubre de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Villiers de L'Isle Adam