Libro gratis: Bucólicas
de Virgilio


    Sin votos


Poesía, Égloga


0


Bucólicas

No hay más información sobre el texto 'Bucólicas'.


Edición física


Fragmento de Bucólicas

¡Ah! Coridón, Condón, ¿qué locura se apoderó de ti? A medio podar tienes las vides sobre el frondoso olmo. ¿Por qué no, más bien, te preparas a lo menos algún objeto de los que el uso pide, tejiendo mimbres y flexible junco? Otro Alexis encontrarás si te desdeña éste.»

III. Menalcas, Dametas, Palemón

MENALCAS. — Dime, Dametas, ¿de quién este ganado? ¿Tal vez de Melibeo?

DAMETAS. — No, que es el de Egón; poco ha Egón me lo confió.

MENALCAS. — ¡Ay, ovejas, rebaño siempre desgraciado! Mientras su dueño corteja a Nerea y teme que ella me prefiera a él, este pastor extraño ordeña dos veces a la hora las ovejas, debilitando así al ganado y robando la leche a los corderos.

DAMETAS. — Advierte, sin embargo, que denuestos tales han de ser lanzados a los hombres con más moderación. Conocemos también nosotros quiénes a ti… mirándote los chivos de reojo, y en qué gruta…, pero lo tomaron a risa las indulgentes Ninfas.


28 págs. / 49 minutos.
737 visitas.
Publicado el 22 de junio de 2018 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Bucólicas' es necesario identificarse en textos.info.


Textos más populares de Virgilio