Libro gratis: El blanco y el Negro
de Voltaire


    Sin votos


Cuento


0


El blanco y el Negro

No hay más información sobre el texto 'El blanco y el Negro'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de El blanco y el Negro

Apénas había andado cuatro parasanges, se ve detenido por untorrentcancho, rápido y profundo, que envolvía con sus olas rocas cubiertas de espuma. Ambas orillas eran simas horrorosas que deslumbrabanlos ojosy acobardabanel ánimo; no había medio de pasar tirando á la derecha ó á la izquierda. A temerme empiezo, dijo Rustan, que tuviese razón Topacio en desaprobar mi viaje, y que haya yo cometido un disparate con emprenderle; si estuviera aquí, podría darme algún buen consejo, y si estuviera Ebano me consolaría y encontraría algún recurso; pero todo me falta. La consternación de su gente aumentaba su perplejidad: la noche era muy oscura y toda la pasaron en lamentos. En fin, el cansancio y el desaliento rindieron al sueño á nuestro enamorado caminante. Al amanecerse despierta, ve un soberbio puente de mármol que atravesaba el torrente de una á otra orilla. Todo fué entonces exclamaciones y gritos de júbilo y asombro. ¿Es posible? ¿es sueño? ¡qué portento! ¡qué maravilla! ¿nos atreveremos á pasar? Toda la comitiva se hincaba de rodillas, iba al puente, besaba la tierra, miraba al cielo, tendía las manos, ponía un pié temblando, iba y venía, estaba embelesada, y Rustan decía: cierto que me favorece el cielo. Topacio no sabía lo que se decía, y los oráculos eran propicios. Razón tenía Ebano: ¡ah si se hallára aquí!


14 págs. / 25 minutos.
166 visitas.
Publicado el 4 de junio de 2016 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'El blanco y el Negro' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Voltaire