Texto: Rob Roy
de Walter Scott


Novela


0


Twitter Facebook


Rob Roy

No hay más información sobre el texto 'Rob Roy'.


Edición física


Fragmento de Rob Roy

—¡Ea! —dijo—. Manos, pues, a la obra y despachemos. Sentaos enfrente, caballero. Veamos, Morris, caballlero de la triste figura: ¿es el señor Francis Osbaldistone, el hidalgo que tenéis delante, a quien acusáis de ser autor y cómplice del robo?

—Yo, señor —contestó Morris, que no había vuelto todavía a hacerse cargo de su posición—; yo no acuso a nadie… yo nada digo en contra de ese caballero.

—En tal caso, dejemos sobreseída la querella. No hablemos más del asunto. ¡Buen desenlace! Acercad la botella. Señor Osbaldistone, escanciad, para echar un trago.

Pero el curial no era hombre para soltar tan fácilmente la presa.

—¿Qué significa eso, caballero? —dijo a Morris—. Aquí obra vuestra! declaración. Aún no está seca la tinta, y ¿os retractáis tan escandalosamente?

—¿Por ventura sé yo —tartamudeó el temblón, entre dientes— si ha] arrastrado tras de él un enjambre de pícaros? ¡He leído tantas cosas parecidas en las Historias de ladrones de Johnson!.., observad cómo se abre ya la puerta…


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


480 págs. / 14 horas.
81 visitas.
Publicado el 11 de diciembre de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Walter Scott