Texto: La Hija de Jezabel
de Wilkie Collins


Novela


0


Twitter Facebook


La Hija de Jezabel

No hay más información sobre el texto 'La Hija de Jezabel'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Hija de Jezabel

Esa era una visión del problema. Debo reconocer, sin embargo, que tenía otra impresión. Algo en las maneras de Madame Fontaine me sugería que su petición a mi tía, cuando se conocieran en Frankfurt, no sería tan modesta como me había hecho creer. Estaba molesto conmigo mismo por haber hablado con tan pocas reservas, y era incapaz de decidir que debía responder a la apelación que se me había hecho. En medio de mi perplejidad, me sentí aliviado por una muy bienvenida interrupción. La voz de Minna nos llegó desde el rellano de la escalera.

—Tengo las dos manos ocupadas —dijo—; por favor, dejadme entrar.

Corrí a la puerta. La viuda se llevó un dedo a los labios.

—¡Ni una palabra a Minna! —susurró—. Nosotros dos nos entendemos, ¿no es cierto?

—Sí, sin duda —dije.

Y así, abandonamos el tema por el resto de la tarde.

La encantadora joven entró trayendo la bandeja con el té. Reclamó mi atención especialmente para un pastel que había cocinado ese día con sus propias manos.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


324 págs. / 9 horas, 28 minutos.
43 visitas.
Publicado el 6 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Wilkie Collins